Skip to main content
FINANCIACIÓNTODO

¿Qué diferencia hay entre un préstamo y una línea de crédito?

By 3 de julio de 2023diciembre 13th, 2023No Comments

La financiación es necesaria para cualquier tipo de empresa en determinados momentos de su recorrido laboral.

En este artículo vamos a explicaros cuáles son las principales diferencias entre el préstamos y el crédito, más concretamente, la línea de crédito para que en el caso de que necesitéis solicitar financiación, conozcáis todas las posibilidades que existen y cuál es la que mejor se adapta a las necesidades y características de vuestra empresa.

¿Qué es un préstamo?

El préstamo es una herramienta de financiación en la que el cliente solicita una cantidad concreta de dinero y se compromete a devolverla en un plazo de tiempo determinado junto a los intereses que se hayan pactado.

La entidad financiera da, en un solo ingreso, la cantidad solicitada y la pone a disposición del cliente para que éste pueda hacerlo servir.

¿Qué es una línea de crédito?

La línea de crédito es la cantidad de dinero que el banco pone a disposición de un cliente durante un periodo de tiempo en concreto.

El cliente tiene acceso a la cantidad de dinero solicitada, pero no tiene porqué hacer uso de ella de una sola vez, sino que puede ir disponiéndose cuando lo necesite a lo largo del tiempo en el que esté activa.

El dinero que se haga servir tiene que ser devuelto junto a los intereses pactados, pero no sobre el importe total que está disponible, sino sólo sobre el que se ha utilizado.

¿Cuáles son las principales diferencias?

Las principales diferencias entre préstamo y línea crédito son las siguientes:

  • Cuando se solicita un préstamo, la entidad financiera entrega por completo la cantidad solicitada al cliente para que pueda hacerla servir para el fin para la que lo ha solicitado.
  • En cambio, con la línea de crédito, la entidad financiera pone a disposición del cliente la cantidad de dinero solicita para que éste pueda hacer servir lo que necesita en un plazo de tiempo determinado.
  • Con el préstamo, se debe devolver una cantidad fija al mes, durante un plazo de tiempo en concreto, más los intereses que se han pactado por contrato.
  • Con la línea de crédito el cliente sólo deberá devolver la cantidad de dinero que haya solicitado más los intereses, pero sólo del total que haya hecho servir, no del completo.
  • El préstamo tiene una fecha de apertura, que es cuando se hace entrega del dinero, y una fecha de cancelación. Que es cuando el cliente debe haber devuelto la cantidad total del dinero prestado más los intereses.
  • La línea de crédito permite que se vaya renovando la fecha de vencimiento.
  • La cantidad prestada en una línea de crédito siempre suele ser inferior a la de los préstamos.
  • Cualquier persona, siempre que cumpla con los requisitos solicitados por la entidad financiera, puede solicitar un préstamo. Por el contrario, la línea de crédito está pensada para autónomos, pymes y pequeñas y medianas empresas.
  • El objetivo de los préstamos suele ser el de poder adquirir algo de valor elevado, mientras que el objetivo de la línea de crédito es que el negocio pueda disponer de liquidez cuando lo necesite durante un periodo de tiempo marcado.

Las diferencias entre préstamos y crédito es importante conocerlas antes de decantarse por solicitar una financiación. Y es que según las necesidades de cada negocio, puede ser preferible decantarse por uno o por otro.

En Aptki somo especialistas en desarrollo estratégico y financiación de empresas, así que nos ponemos a vuestra disposición para conseguir cumplir vuestros objetivos del modo más rentable y certero para vuestro negocio. 

 

Leave a Reply